Niñeras expertas

Criar hijos es difícil, pero el borrego cimarrón y antílope americano tienen una manera creativa de compartir este peso. Mientras la mayoría de la manada esta comiendo, una o unas pocas hembras cuidan al ‘grupo de guardería’, el que puede tener unos 20 críos. Debido a que los corderos y cervatos son presa fácil para los predadores, la hembra niñera tienen la tarea envidiable de resguardar a todos aquellos jóvenes inquietos y torpes pero sabrosos. Compartir la carga de cuidar críos es uno de los muchos ejemplos de cómo vivir en grupo beneficia a muchas especies de ungulados.

 

Descripción de Rhiannon Jakopak. Ilustración de Tayler LaSharr.
A female pronghorn watches over a herd of young pronghorn.
Los antílopes jóvenes (¡llamados cervatos!) son adorables, pero no tan cuidadosos como deberían ser. ¡Una hembra vigilante mantiene sus ojos abiertos ante cualquier seña de peligro!
ES